Ámsterdam es la capital de Países Bajos y es conocida como la Venecia del Norte por su gran cantidad de canales que cruzan la ciudad. Si bien no tiene un edificio o monumento que lo represente como las grandes urbes europeas, es una de las ciudades más populares del viejo continente. Su estructura compacta y laberíntica, las casas pequeñas, los ventanales sin cortinas y la intimidad de sus calles crea un ambiente único.
La mezcla intercultural de sus habitantes, su mente abierta y su respeto hacia el otro, hace de esta ciudad un lugar muy particular, sin dudas da ganas de quedarse a vivir allí.

¿Cómo llegar a Ámsterdam?

Llegar a Ámsterdam es muy fácil, puedes hacerlo en avión, tren, barco o automóvil.

Si llegas al aeropuerto de Schiphol, la mejor forma de llegar al centro de la ciudad es tomar el tren que demora 20 minutos.
La estación central de trenes, además de ser un edificio icónico de la ciudad, es una estación con gran actividad, se encuentra muy próxima al centro de Ámsterdam y desde aquí llegan y salen cada día llegan cerca de 40 trenes internacionales. Si vienes desde Paris o Bruselas puedes disfrutar el viaje en el Thalys, un tren de alta velocidad que viaja a 300km/h.

¿Cómo moverse en la ciudad?

Ámsterdam es una ciudad amigable y es muy fácil moverte en ella. Tienes múltiples maneras de conocerla: autobús, tranvía, barco, bicicletas o simplemente caminando. Para disfrutar al máximo la experiencia lo mejor es optar por la bicicleta o ir a pie, esta es una ciudad accesible, las distancias no son muy largas y perderse en sus calles laberínticas y canales te permitirá descubrir todo su encanto.
Si planeas varias actividades culturas y quieres aprovechar al máximo su transporte público, lo mejor es adquirir la “I Ámsterdam city card” que incluye transporte gratuito ilimitado y muchos beneficios más, como entradas a museos y atracciones, un paseo en un crucero y varios descuentos.

Amsterdam
chubasco de ligera intensidad
5.4 ° C
6 °
5 °
86%
3.6kmh
75%
mié
5 °
jue
3 °
vie
-1 °
sáb
0 °
dom
8 °
Amsterdam
Amsterdam

¿Qué hacer en Ámsterdam?

Hay tanto para ver y conocer en Ámsterdam que es difícil elegir que hacer. Es una ciudad para pasear y su oferta cultural y turística es inmensa. A continuación, te contamos cuales son nuestras actividades favoritas para hacer en esta capital europea única.

1. Los canales

Pasear por los canales de Ámsterdam es una experiencia inolvidable, posee 100 kilómetros, cerca de 1500 puentes y unas 90 islas.

El anillo de canales fue añadido a la lista de Lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el 2010.

Puedes recorrerlos en barco ya sea en un crucero o en un taxi acuático, si tu presupuesto es más ajustado ten en cuenta que estos últimos son más baratos.
También puedes pasear junto a los canales a pie o en bicicleta, visitando sus puentes, disfrutando de las vistas maravillosas de la ciudad y las particulares casas flotantes que los rodean.
Entre los puentes más destacados se encuentra “el puente de los 15 puentes”. Esta ubicado en la esquina de las calles Reguliersgrach y Herengracht y desde aquí tienes la vista de 14 puentes más. Si vas de noche podrás disfrutarlos iluminados.

2. Bicicletas, bicicletas y más bicicletas

La bicicleta en esta ciudad es una forma de vida, sus habitantes van en bicicleta a donde sea, a trabajar, estudiar, con sus niños, de compras o a una cita
Es una ciudad muy amigable a los ciclistas con una red de caminos exclusivo para ellos. Alquilar una bicicleta es probablemente una de las mejores maneras de ser parte de esta ciudad, no tendrás inconveniente en encontrar un lugar para alquilarla y recorrer la ciudad como un local.

3. Los coffee shops y el barrio rojo

Los coffe shops y el barrio rojo son unos de los principales atractivos para los visitantes de esta ciudad.

Los coffee shops son los locales donde está permitida la venta y el consumo de marihuana y hachís. Puedes tomarla en forma de té, fumarla en pipas de agua, o comprar los materiales para armar tu propio porro. Hay cerca de 200 establecimientos de este tipo, y el número se reduce año a año, un poco por la presión de los países vecinos y otro poco para desincentivar este tipo de turismo. En la mayoría de ellos no sirven alcohol, y no se puede fumar tabaco, debes consumir marihuana o el hachís en el mismo local, ya que está prohibido hacerlo afuera del mismo.

El barrio rojo (Red Light District) es una de las zonas más populares de Ámsterdam, está situado en la parte más antigua de la ciudad, las luces de neón y las chicas en las vidrieras ofreciendo sus servicios atraen a más de un curioso. La prostitución es legal en la ciudad y debe pagar impuestos como cualquier otra actividad. Ten presente que está prohibido filmar o tomar fotos a las mujeres.
La zona además está rodeada de sex shops y cervecerías.

4. El museo Van Gogh y la Casa de Ana Frank

Ámsterdam está llena de museos y galerías de arte, es una de sus principales atracciones turísticas. Entre los más importantes encontramos el Rijksmuseum de arte e historia, el Stedelijk Museum de Arte Moderno y el Van Gogh Museum. Algunos son famosos internacionalmente y otros pequeños tesoros a descubrir.
Nuestros favoritos son el Museo Van Gogh y la Casa de Ana Frank.

El Museo Van Gogh contiene la colección más grande de van Goghs del mundo, en el podrás encontrar más de 200 obras del pintor, dibujos y cartas. Se encuentra en el Museumplein, la plaza de los museos, puedes comprar la entrada por internet y adquirir la visita guiada multimedia al llegar para aprender más sobre este maravilloso artista.

La casa de Ana Frank está en el corazón de Ámsterdam, es un edificio de gran significado histórico ya que allí vivió escondida la familia de Ana Frank durante la invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial. Es una experiencia realmente conmovedora y emotiva, podrás visitar la casa y puedes ver además el diario original escrito por Ana. Te recomendamos comprar la entrada online en su website: http://www.annefrank.org/es/ para evitar filas extensas para ingresar.

5. La arquitectura

Una de las cosas más sorprendentes de esta ciudad es su arquitectura, posee preciosas casas junto a los canales, diseños vanguardistas, molinos y hasta puentes levadizos.

Las casas junto a los canales son el reflejo de su pasado, la mayoría fueron construidas en el siglo XVII y pertenecían a las familias ricas de Ámsterdam. Muchas de ellas hoy son museos o hoteles, de modo que puedes visitarlas y descubrir cómo era la vida hace siglos.
Una de las casas más famosas es el edificio situado en Single 7 y es conocida como la casa más estrecha del mundo, su fachada posee un metro de ancho. Las casas históricamente pagaban impuestos segunda la anchura de su fachada, es por ello que eran tan estrechas.

Actualmente Ámsterdam posee un sin número de edificios modernos de diseño innovador y vibrante, puedes visitar el edifico de viviendas Silodam, el Museo de Ciencia y Tecnología NEMO desde donde podrás obtener preciosas vistas desde su terraza o la sorprendete isla de Java, donde se transformaron antiguos almacenes en edificios residenciales con una arquitectura moderna que te dejara maravillado.

Extra: Tour Gratis

Una de las formas más interesantes de conocer una ciudad es a través de los ojos de quienes viven allí. En muchas ciudades hoy se ofrecen tours gratuitos, dados por gente local y en tu propio idioma. Los guías suelen pedir una propina al final del mismo, de acuerdo a lo que te haya parecido el tour. En Ámsterdam el tour comienza en el Monumento Nacional de la Plaza Dam, dura aproximadamente 2 horas y medias y recorre los principales lugares de interés de la ciudad. La experiencia puede ser muy agradable, cada guía tiene su propio estilo y te ayuda a conocer de cerca la ciudad y su historia, además de darte muchos tips sobre que puede hacer en ella.

Para más información haz click aquí.

Algunos datos curiosos de Amsterdam.
• Hay más de 176 nacionalidades viviendo en Amsterdam.
• Se estima que hay 600.000 bicicletas para una población de 750.000. Hay incluso quienes aseguran que hay más bicicletas que habitantes.
• Durante el invierno, si las temperaturas bajan lo suficiente, sus canales se congelan y puedes patinar en ellos.
• Ámsterdam se encuentra por debajo del nivel del mar y está en lucha constante contra el, con diques que impiden que se inunde.
•  Por su gran cantidad de canales, los cursos de natación son obligatorios a partir de los 7 años en la educación básica.