Si vas a visitar Cusco y Machu Picchu, el Valle Sagrado de los Incas es una visita obligada que te permitirá conocer más sobre el mundo incaico. Fue el lugar elegido por los Incas por su excelente clima, sus tierras fértiles y por el paso del río Vilcanota-Urubamba, su río sagrado. Los Incas construyeron sus centros arqueológicos a lo largo de este río, replicando la vía láctea tal como ellos la conocían.

El Valle se encuentra a 35 kilómetros de Cusco, y tienes dos maneras de visitarlo: Puedes ir por tu cuenta, recorriéndolo a tu tiempo y visitando los preciosos pueblos que mezclan el estilo incaico con el español. O puedes hacer una excursión desde Cusco, hay muchas empresas que ofrecen visitas en un día junto con un guía, de modo que podrás aprender mucho más sobre la cultura Inca.

Para ingresar a las principales ruinas deberás obtener el boleto turístico, del que ya te contamos en el artículo sobre Cusco y puedes consultar aquí. Recuerda siempre guardarlo bien ya que te servirá para ingresar a los diferentes complejos arqueológicos.

El valle posee diferentes atracciones que combinan el paisaje, la arquitectura y su gente. A continuación, te contamos los lugares imperdibles para visitar:

1. Parque Arqueológico de Pisac

El grupo arqueológico de Pisac está ubicado en las laderas de una montaña, su nombre significa perdiz en quechua y se dice que replica su forma. Entre las diferentes construcciones podemos encontrar templos, altares ceremoniales, pozos de agua, un asentamiento residencial y edificios que se creen eran observatorios astronómicos. Además, posee el mayor cementerio Inca conocido, ubicado en las cuevas de los acantilados de la garganta de Quitamayo. Y todo esto rodeado por extensas terrazas de cultivo.
Las construcciones son preciosas, con sus piedras pulidas y su perfecto encastre. Se puede visitar también su pueblo, de construcciones españolas, y su mercado o feria artesanal.

Parque Arqueológico de Pisac
Parque Arqueológico de Pisac

2. Parque Arqueológico de Moray

Moray es un enigma para quién lo visita, se compone de 3 terrazas circulares construidas en depresiones naturales, una especie de anillos que se van agrandando a medida que ascienden. Fueron construidas con muros de contención rellenados con tierra e hidratadas por sistemas de irrigación. Cada una de estas terrazas cuenta con su propio clima, lo que permitió a los Incas la domesticación y aclimatación de sus cultivos a diferentes temperaturas, era su laboratorio agrícola. Esta zona se caracteriza por tener poco viento y agua subterránea, lo que permitió cultivar más de 150 tipos de maíz y papas, además de quínoa, kiwicha entre muchas otras especies típicas de la zona andina.

Parque Arqueológico de Moray
Parque Arqueológico de Moray

3. Salineras de Maras

Si bien las salineras de Maras no es un sitio arqueológico, es sin duda, un lugar maravilloso que vale la pena visitar.  Las salineras están compuestas por más 3.000 pozos llenos de agua salada que al evaporarse dejan lugar a la sal. Aquí se puede conseguir diferentes tipos de sales, la más destacada es la sal rosada, que solo se encuentra en 4 lugares del mundo. Se puede recorrer libremente, incluso caminar entre los pozos. Las vistas son realmente maravillosas.
Como se trata de un lugar privado, no está incluido en el boleto turístico, el costo de la entrada es aproximadamente de 10 soles.

Salineras de Maras
Salineras de Maras

4. Mercados y Ferias artesanales

Las ferias artesanales son parte de la visita al Valle Sagrado, algunas más autóctonas y otras más comerciales. Las principales son las de Pisac, Ollantaytambo y Chinchero.
En muchas de ellas te podrán enseñar el proceso para producir sus tejidos y como distinguir entre alpaca, llama y las imitaciones o mezclas de lanas.
En estas ferias se suele encontrar cerámicas, sombreros, textiles, suéteres, ponchos, bufandas, instrumentos musicales, pinturas, joyas y todo tipo de souvenires

Mercados y ferias artesanales en el Valle Sagrado de los Incas
Mercados y ferias artesanales en el Valle Sagrado de los Incas

5. Zona arqueológica de Ollantaytambo

Ollantaytambo es una de las obras más impresionante de la arquitectura Inca, construida entre dos montañas, fue un complejo militar, religioso, agrícola y administrativo, centro estratégico en el valle sagrado.  El nombre nace de la famosa leyenda del general rebelde Ollantay, enamorado de la hija de Pachacútec.
Al ingresar se debe subir por una escalinata de 150 escalones para encontrarse arriba con las preciosas construcciones arquitectónicas, una de las más importantes es el templo del sol, que posee 6 enormes bloques de piedra.
Además cuenta con un precioso pueblo a los pies de la montaña y una feria artesanal.
Para muchos esta ciudad es un paso obligado rumbo a Machu Picchu, ya que aquí se encuentra la estación de tren para llegar hasta Aguas Calientes, de modo que puedes aprovechar y recorrer las ruinas y el pueblo.

Zona arqueológica de Ollantaytambo
Zona arqueológica de Ollantaytambo