Viajar en avión es una experiencia única y seguramente es el comienzo de una gran experiencia, sin embargo, cuando el vuelo es de 8 a 16 horas se puede transformar en una pesadilla. Asientos incómodos, comida inadecuada, cambios de horario, compañeros de asiento molestos y otras tantas cosas más pueden hacer de tu viaje una experiencia desagradable. Conoce algunos simples consejos para que tu viaje sea lo más placentero posible y llegues a tu destino sin dolores o molestias.

1. Vestite cómodo

Es importante que al elegir la indumentaria para nuestro viaje sea adecuada para esta actividad, podemos vestirnos a la moda pero debemos tener en cuenta varias recomendaciones.  La primera ellas es que la ropa sea cómoda y que no apriete, ya que durante los vuelos largos el cuerpo suele hincharse, y esto puede generar incomodidad, algo que por supuesto queremos evitar.  La segunda recomendación es llevar algo de abrigo, porque en los aviones la temperatura es bastante baja y es posible que la pequeña manta que nos ofrecen no sea suficiente para hacer nuestro viaje confortable. Finalmente es ideal tener calzado fácil de poner y sacar, ya que en muchos de los controles de seguridad de los aeropuertos pueden pedirte que te los quites.

2. Elige bien el asiento

Si vas a pasar más de 8 horas en un avión, es importante elegir bien el asiento. Si eres de los que duermen durante todo el viaje, te recomiendo que elijas un asiento en la ventanilla, de esa manera nadie va a molestarte para pasar. Si por el contrario eres bastante inquieto y vas mucho al baño tu asiento ideal es el del pasillo, este te permitirá realizar estas actividades sin molestar a nadie, además de estirar las piernas con mayor comodidad.
Como regla general tratar de evitar los asientos en la parte posterior del avión, cerca de la cocina y los baños, estas son zonas ruidosas y en algunos casos pueden incomodarte los olores.
Te dejamos dos sitios que te ayudaran a elegir el mejor asiento de tu avión: SeatGuru  y Airline Quality.

3. Lleva entretenimiento

Existen muchas maneras de pasar el tiempo en un avión. La mayoría de los aviones en vuelos largos ofrece una amplia variedad de películas, series, música e incluso juegos, que te permitirán mantenerte entretenido. Adicionalmente puedes llevarte cosas que te interesen y te mantenga ocupado: tu Tablet o dispositivo móvil con tu película o serie favorita, un buen libro, la guía del tu destino de viaje o alguna revista de juegos. Prepárate diferentes actividades para que tu viaje sea entretenido, de esa manera pasara mucho más rápido.

4. Elige que comer

La comida en los aviones no suele ser la más sana, ni la ideal para vuelos largos. Usualmente las opciones varían entre carne, pollo o pasta, y si viajas en Asía posiblemente encuentres comida que te parezca extraña o nunca hayas probado. Si tienes algún requerimiento especifico realízalo con anticipación a la aerolínea para que la prepare.
En cuanto a la bebida, los especialistas recomiendan optar por el agua o los jugos naturales antes que las bebidas alcohólicas o el café. Estas te ayudaran a mantenerte hidratado y recuperarte mejor del viaje.
También puedes llevarte algún snack que te guste, como una barra de cereal, frutos secos o algunas galletas, en caso que te de hambre o no te guste la comida que ofrecen.
Te dejamos un link donde podrás informarte sobre la calidad de los alimentos que sirven en tu vuelo, para que vayas preparado: Airline Meals

5. Mantente hidratado

El aire en el avión suele ser muy seco, por lo que es recomendable tomar ciertas medidas para evitar deshidratarse. La primera de ellas es beber suficiente agua, aunque tengas que ir al baño más de lo deseado. Otra recomendación es lleva crema hidratante (la misma no debe superar 100cc), lagrimas artificiales para tus ojos e incluso si tus orificios nasales se incomodan con el aire seco, evalúa llevar un gel nasal salino. Puedes consultar estas cosas a tu médico en caso que tengas alguna duda.
Existen algunos productos en el mercado que pueden ayudarte a mantenerte hidratado:

  • 1Above es un innovador producto que ofrece hidratación en los vuelos, aquí puedes encontrar más información: fly1above.com
  • Tranquileyes ofrece unos excelente antifaces con unas almohadillas que puedes mojar, esto no solo nos permitirán mantener nuestros ojos húmedos, sino que además podremos dormir cómodamente: eyeeco.com

6. Recuerda moverte y tratar de descansar cómodamente

Estar durante muchas horas sentado puede ser duro y generar dolores en nuestro cuerpo. Te recomendamos levantarte cada tanto, hacer estiramientos y mover el cuerpo. Muchas aerolíneas tienen dentro en sus revistas o en la pantalla de entretenimiento ejercicios sencillos para que realices incluso en tu propio asiento.
Además puede aprovechar para dormir varias horas, para lo que te recomendamos llevar una almohadilla para las cervicales, un antifaz y tapones para los oídos si eres de los que no pueden dormir con el ruido, de modo que puedas descansar mejor.

7. Reduce el jet lag.

Finalmente llegamos al temido jet lag, que afecta a quienes realizan un cambio de horario pronunciado entre destinos y en muchos casos pueden afectar tus primeros días en la ciudad de destino. La primera recomendación es que trates de seguir los consejos anteriormente mencionado, de modo que tu viaje sea lo más confortable posible.
Intenta acomodarte al horario en el cual pasaras tus próximos días, trata de ir acomodando tu horario para dormir y tus comidas, incluso unos días previos al viaje.
El jet lag es inevitable y afecta a unos más que a otros, durante el viaje trata de mantenerte hidratado, evitando el café y las bebidas alcohólicas, y en caso de ser necesario puedes recurrir a vitaminas como melatonina, no sin antes consultar a tu médico.
Cuando llegues a tu destino, tomate con calma los primeros días, trata de exponerte al sol e incluso considera tomarte uno o dos días al llegar, para acomodarte a tu nuevo horario. Se estima que lleva aproximadamente una semana adaptarnos a este cambio.
Te dejamos una aplicación que puede ayudarte a mitigar los efectos del jet lag: Entrain Yourself