Al momento de elegir un hospedaje hay muchas cosas a tener en cuenta, es posible que con tantas variables no sepas donde buscar y termines reservando aquel que tiene la foto bonita o el más económico, sin embargo, esas no son siempre los mejores parámetros para evaluar a la hora de elegir donde hospedarte. A continuación, te damos una guía sobre que debes tener en cuenta.

¿En qué zona debo alojarme?

El lugar donde está ubicado tu hospedaje es muy importante, por supuesto que dependiendo de tu presupuesto e intereses puede variar en la escala de relevancia, pero es fundamental que seas consiente de donde te vas a quedar.

Antes de empezar a buscar donde hospedarte pide ayuda a gente que ya allá viajado ese destino o busca en google sobre las mejores zonas para quedarse. En general vas a encontrar foros y recomendaciones que te van a ayudar a darte una idea sobre cuáles son los mejores barrios. Los 3 factores a tener en cuenta son:

  • Zona turística o periférica. En general las zonas turísticas o céntricas son las zonas más caras, ya que se encuentran cerca de los puntos más atractivos de la ciudad o lugar que se visitan, si te interesa estar cerca de todo y no tienes muchos días para visitar el lugar, seguramente será la mejor opción. Si en cambio eres de los que viaja con tiempo y no te importa usar medios de transporte puedes elegir una zona más alejada, que seguro te ofrecerá mejores precios.
  • Medios de transporte. Los medios de transporte en la mayoría de los destinos son fundamentales para poder ir de un lugar a otro, de modo que si piensas utilizarlos o si te estas quedando en una zona más alejada evalúa cuales son, cuando demoran, el costo y si te llevan a los lugares que te interesan visitar. Si por ejemplo vas a un destino donde todo queda a 2 horas de viaje esto puede ser un inconveniente, lo mismo si el transporte es caro y lo que te ahorras en hotel lo terminas gastando al ir de un lado a otro.
  • Seguridad. Hay países donde la seguridad no es un problema, sin embargo, en la mayoría hay zonas más o menos seguras. Cerciórate de que te encuentras en una zona donde pueden moverte sin peligro en distintos horarios, y si aun así decides quedarte en un lugar no tan seguro consulta a los locales los tips de seguridad para evitar pasar un mal momento.

¿Qué tipo de hospedaje es para mí?

Al momento de buscar un hospedaje, es importante saber qué tipo de alojamiento estas buscando. Cada uno tiene sus pro y contras y dependerá de tu presupuesto, necesidades y gustos. Hoy en día existen diferentes alternativas:

  • Habitaciones o casas. Ofrece la comodidad de una casa, muchas veces a un precio más accesible que un hotel o incluso gratis. Existen variantes como Airbnb o Couchsurfing que te permiten buscar diferentes alternativas.
  • Hoteles. Ofrecen usualmente habitaciones privadas con baño y varios servicios extras como desayuno, conserjería, pileta, estacionamiento, etc.
  • Hotels o hostales. Este tipo de hospedajes ofrecen una atmósfera más social, usualmente las habitaciones y baños son compartidos, y por ellos más económicos.
  • Campings. Se trata de alojamientos usualmente en entornos naturales, con espacios delimitados para carpas, casas móviles o similares.

Dependiendo de qué tipo de hospedaje quieres, deberás buscarlo en diferentes sitios, si no sabes dónde, puede consultar en este artículo.

¿Cómo evaluó los precios?

Los precios de los hoteles son muy variables, cada país tiene su propio índice que puede variar mucho entre ellos. Ciudades como Tokyo, Singapur, Hong Kong o San Francisco tienen hospedajes muy caros, en esos casos posiblemente las mejores alternativas sean Airbnb o Hostelworld. Es posible que estos hospedajes tengan espacio más reducidos y con menos lujos, pero podrás ahorrar dinero.
En otras ciudades los precios son mucho más accesibles, en Bagkok, Camboya o Cusco la oferta de hotelera es mucho más accesible, en estos lugares por el mismo dinero tendrás hoteles de mayor categoría y con muchos más servicios, incluso una casa solo para ti.

Lo mejor es hacer un revelamiento general de precios para saber cuál es el parámetro normal. Sospecha cuando es muy barato o cuando es muy caro y busca un punto medio.

Presta atención a los comentarios de otros viajeros         

En la actualidad la mayoría de sitios que ofrecen hospedajes tienen algún tipo de sistemas de evaluación, nunca contrates un hotel sin antes revisar los comentarios de quienes ya se hospedaron allí. Lo ideal es darse una vuelta por tripadvisor.com si se trata de un hotel o hostel que te podrá dar una opinión bastante fiable, revisa por fecha también ya que en algunos casos los comentarios pueden variar, por ejemplo, si están haciendo renovaciones y hay ruidos molestos o si contrariamente hicieron mejoras en el servicio. Revisa también la cantidad de comentarios, uno o dos muchas veces no son fuentes fiables para evaluar un hotel.
Los 4 factores básicos que se suele evaluar son: la ubicación, la seguridad, la limpieza y el trato. En general la gente suele quejarse o alabar estas cuestiones que son muy importantes a la hora de elegir un hospedaje, presta atención a la mayoría de comentarios, ni a los que son demasiado buenos, ni a los que son demasiado malos.

Elige bien las fechas

La fecha de viaje será también un factor determinante a la hora de elegir un hospedaje, ya que podrá modificar el costo y a la disponibilidad.
Averigua previamente si es temporada alta, fin de semana o hay algún evento en la ciudad, y en ese caso trata de reservarlo lo antes posible, de modo que tengas más opciones y mejores precios. En caso de ser temporada baja, puede que existan promociones o descuentos, de modo que puedes aprovecharlos.
Si tienes flexibilidad en las fechas evalúa diferentes alternativas, para tomar una mejor elección en precio y calidad.

¿Cuáles son los servicios o comodidades que necesito?

Los servicios y comodidades del lugar donde vas a quedarte no dejan de ser importantes, ya sea que lo uses solo para dormir, planes trabajar o vayas a quedarte todo el día allí. En todos los casos debes evaluar qué cosas son relevantes para hacer tu estadía más cómoda y agradable.

  • Conexión a internet (WIFI). Actualmente, cuando viajamos, la conexión a internet es fundamental, nos permite conectarnos con nuestras familias y amigos, buscar lugares para visitar, trabajar, reservar un tour e incluso ver una película. No todos los hospedajes ofrecen un servicio de wifi, en algunos casos es pago o bastante malo. Evalúa si es algo que necesitas y que ofrecen en tu hotel.
  • Estacionamiento o parking. Si viajas con auto o te estas quedando en una zona alejada de los sitios que vas a visitar y planeas alquilar uno, será importante contar con este servicio. Consulta si es gratuito o pago, o en caso que no lo tenga, si es posible estacionar en la zona donde se encuentra el hotel, parece un tema menor, pero en algunas ciudades el parking puede ser bastante caro o estacionar en ciertas zonas un dolor de cabeza.
  • Desayuno. Muchas veces el desayuno puede ser un plus en tu estadía. Puedes ahorrar dinero, comer bien e incluso en países donde la comida local no es a la que estas acostumbrada puede ser de gran ayuda.
  • Baño privado. Dependiendo del tipo de alojamiento que elijas, puede tener o no baño privado, evalúa si estas o no dispuesto a compartir el baño con desconocidos.
  • Calefacción o aire acondicionado. Cerciórate de que tu hospedaje tenga lo necesario para el clima local, en caso que sea muy caluroso evalúa si tiene aire acondicionado o ventiladores y en caso que sea muy frío que tenga calefacción, mantas o edredones para mantenerte abrigado.
  • ¿Viajas con tu mascota? Consulta si tu hotel es “pet friendly” y cuáles son las políticas en relación al cuidado de las mascotas en el mismo. En algunos lugares, por ejemplo, no puedes dejarlo solo, por lo que tendrás que llevarlo contigo a todos lados.

Existen además algunos servicios extras que pueden hacer tu estadía más confortable como una televisión, un restaurante, un gimnasio, si tiene servicio de limpieza, un laundry donde puedas lavar tu ropa o una recepción de 24 horas en caso que llegues de noche. Averigua si tiene áreas comunes, como una cocina en caso que viajes con poco presupuesto y quieras cocinarte, o una zona de esparcimiento con una piscina si estas yendo de vacaciones a la playa. Evalúa cuáles son las cosas que planeas hacer, cuanto tiempo vas a quedarte y que servicios de los que mencionamos son importantes para tu próximo viaje. En cualquiera de los sitios de búsqueda de hospedaje podrás utilizar filtros con estas características para seleccionar cualquiera de ellos.

Conoce las políticas de cancelación y formas de pago

Antes de contratar el servicio, revisa previamente las políticas de cancelación y formas de pago del lugar en el que te hospedaras. En algunos casos las cancelaciones son gratuitas si cancelas un par de días antes de tu estadía, sin embargo, en otros lugares pueden cobrarte un día o incluso toda la estancia, aunque no vayas, de modo que es importante revisar estas cuestiones.
Revisa además la forma de pago y si tiene cargos extras. En algunos países hay impuestos extras que no se mencionan al momento de contratar el servicio, otros requieren pago en efectivo o solo con tarjeta de crédito. Asegúrate de revisar estas cuestiones para que no te sorprenda al momento de hacer el check in.

Más allá de todo esto, también está el factor subjetivo ¿Me gusta el lugar? ¿Tiene lo que estoy buscando? ¿Quiero dormir en esa habitación? ¿Quiero compartir el espacio con otros viajeros?
Dentro de tus posibilidades, permítete elegir algo que te guste, donde te sientas cómodo, donde puedas descansar luego de recorrer una ciudad, pasar un día en la playa, trabajar o ir de compras. Este lugar va a ser parte de tu experiencia, elegí algo acorde a tu personalidad y tus necesidades y seguramente vas a disfrutar mucho más de tu viaje.